Vaginosis Bacteriana

Introdución a la Vaginosis Bacteriana

 

Estamos ante la afectación más común del la vagina, a pesar de que a menudo se piensa que las infecciones por hongos se producen con mayor frecuencia, es erróneo, hay que tener especial atención con ésta enfermedad que a continuación pasamos a tratar.

Que es la vaginosis bacteriana

Está causada por una bacteria de tipo anaeróbico, es decir, no necesita del oxígeno para sobrevivir conocido como Gardnerella Vaginalis. Éste bacilo se encuentra de forma normal en la vagina pero en cantidades bastante inferiores a las que se necesitan para desarrollar una vaginosis. Es decir, lo que provoca el inicio de éste fenómeno es la proliferación excesiva de la colonia de éste bacilo.

¿Y qué es lo que, en condiciones normales, evita que ésto suceda? Pues otro microorganismo residente en la vagina de forma habitual, el Lactobacilli, cuyo trabajo se resume en la producción de un “desinfectante” natural similar al peróxido de oxígeno que consigue establecer ese equilibrio entre las poblaciones de la flora vaginal. Cuando se produce un error en éste sistema de balance, es cuando se produce una infección como la que nos ocupa.

¿Cómo se puede detectar de manera “casera” una infección vaginal? Pues como toda infección, la vaginosis deja símbolos que podremos analizar si somos perspicaces, ya que, gracias a la localización exterior del órgano podemos obtener mucha más información que si fuese una infección de cualquier víscera interna. Quizás haya dos síntomas principales gracias a su claridad:

1. La presencia del mal olor en la vagina, olor fuerte y similar al pescado, que empeorará antes de la menstruación o después de las relaciones sexuales.

2. El flujo tornará blanquecino y su presencia será desde regular hasta niveles abundantes.

Si se sospecha de poder sufrir éste proceso, se debe acudir al ginecólogo en busca de una confirmación del diagnóstico y las posterior prescripción médica, que, habitualmente, se reduce a medicamentos de tipo oral y en algunos casos, cremas. En ésta última posibilidad hay que prestar especial atención a no usar tampones en el periodo en que se esté usando el medicamento, ya que el tampón absorbería completamente el medicamento.

This entry was posted in Informacion Vaginosis Bacteriana and tagged , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>